Hablando de felinos a cualquiera que se le ocurra inmediatamente el gato doméstico. Además de él, sin embargo, hay docenas de otros especímenes que forman esta familia de mamíferos. La mayoría de ellos son félidos salvajes que no viven en contacto con los humanos y pocos tienen la oportunidad de conocerlos en su hábitat natural.

La familia de los félidos incluye más de 40 especies diferentes esparcidas en todas las latitudes terrestres.

Esta gran familia de mamíferos carnívoros se divide en dos subfamilias: los felinos y las panteras. Originado hace 30 millones de años, es el más cercano carnívoro de los mamíferos. Gracias a las glaciaciones, estos animales han logrado extenderse a todos los continentes y luego tienen evoluciones diferentes.

Sus dimensiones son muy variadas y van desde unos pocos kilos del gato hasta 300 kilos del tigre.

Ahora vemos algunos de los más bellos félidos salvajes de la naturaleza:

Lince

El lince, que forma parte de la subfamilia de los felinos, está muy extendido en estado salvaje tanto en Europa como en América. Vive en zonas de clima predominantemente frío o templado como los Alpes o el Canadá, pero también está muy extendido en los Estados Unidos, donde se le llama «gato montés».

Se divide en 4 subespecies:

  • Lince europeo
  • Lince ibérico
  • Lince rojo
  • Lince canadiense

Sus características comunes son su cola corta y sus orejas con grandes mechones de pelo (similares a los del Maine Coon). Su peso varía entre 15 y 40 kg.

Leopardo/Pantera

El leopardo, que forma parte de la subfamilia de las panteras, está muy extendido tanto en África como en Asia. Vive en zonas con gran presencia de vegetación ya que es un ágil trepador.

El leopardo se subdivide en muchas subespecies, algunas de las cuales también están en peligro de extinción, todas ellas separadas del pelaje marcado por manchas sobre un fondo variable, desde el blanco hasta el marrón oscuro. La pantera es, de hecho, un leopardo que presenta melanismo, una mutación genética que da lugar a manchas oscuras sobre un fondo oscuro y, por lo tanto, apenas visibles.

Recomendado:  Hurón: 10 cosas que hay que saber antes de adoptar

El peso de un leopardo varía entre 30 y 90 kg, tiene una larga cola en la que las manchas suelen formar grandes zonas negras.

Guepardo

Parte de la subfamilia de los felinos, el guepardo es la única especie viva del género Acinonyx. Está muy difundida tanto en África como en Asia, pero hoy en día está amenazada por la desaparición de su hábitat debido al hombre.

El guepardo tiene muchas características que son únicas entre los félidos y en algunos lugares son similares a los cánidos. Sus patas y uñas muy largas y estrechas lo hacen diferente de otras especies de su familia.
El peso del guepardo es muy bajo y rara vez supera los 50 kg. Esto lo convierte en el animal más rápido en patas de la naturaleza: puede alcanzar 130 km/h y llegar a 100 km/h en menos de 3 segundos, más o menos como un coche de carreras.

Ocelot

Parte de la subfamilia de los felinos, el ocelote es también conocido como el Gato Leopardo Americano. Está extendida por toda América del Sur hasta México.

Es muy similar a un gran gato doméstico pero el pelaje recuerda a un leopardo nebuloso.

Pesa alrededor de 15 kg, la mayoría de la masa muscular, lo que lo convierte en un excelente escalador.

Servalus

Parte de la subfamilia de los felinos, el serval es también conocido como el gato leopardo africano. Al igual que el ocelote, es de tamaño medio y tiene muchos puntos en común con el gato doméstico. Está muy difundida en el África central y meridional. Vive principalmente en la sabana cazando pequeñas presas. Es un buen nadador y escalador, aunque raramente lo hace.

Recomendado:  Cepillo de animales Dyson

Su peso varía de 10 a 20 kg. El abrigo tiene manchas sobre un fondo claro.

El cruce entre este félido y el gato doméstico ha dado origen a la raza felina llamada «Savannah».

Puma

Parte de la subfamilia de los felinos, está extendida por todo el continente americano. Es la mayor de la subfamilia de felinos y está estrechamente relacionada con el ahora extinto guepardo americano.

Su peso varía entre 60 y 90 kg y estéticamente se parece a una pequeña leona de pelaje grisáceo. Puede alcanzar velocidades notables que lo hacen segundo sólo después del guepardo. Rara vez se encuentra en los árboles debido a la falta de amenazas reales para esta especie, excluyendo al hombre.

Jaguar

Parte de la subfamilia de los felinos, el jaguar es el félido más grande del continente americano. Está muy difundida en América del Sur.

Aunque visualmente es similar al leopardo, el jaguar es mucho más grande y tiene algunas diferencias: el leopardo es un animal delgado mientras que el jaguar es mucho más masivo. Además, su cola es mucho más corta en proporción a su cuerpo. El abrigo también tiene algunas diferencias: las manchas son mucho más abiertas, casi como para dibujar una rosa negra sobre el fondo amarillento.

Su peso alcanza fácilmente los 100 kg, lo que lo hace segundo sólo después del tigre y el león.

Leopardo nebuloso

Parte de la subfamilia de los felinos, el leopardo nebuloso es un animal algo controvertido. Muy difundida en el Asia meridional, es la más pequeña de su subfamilia y, aunque el nombre es confuso, no está relacionada con el leopardo.

Recomendado:  El Pastor Australiano: un tesoro al que aferrarse

El abrigo tiene grandes manchas sobre un fondo claro. La cola y los dientes son de gran tamaño en comparación con su peso, que varía de 20 a 40 kg. Es un gran escalador y uno de los pocos en su familia que puede escalar árboles al revés.

Tigre

Es uno de los mayores carnívoros del mundo. Muy extendida en Asia, tiene un pelaje a rayas sobre un fondo claro que varía según la subespecie.

El tigre es el único félido que alcanza el tamaño de los antiguos félidos extintos. Su peso puede alcanzar los 300 kg, lo que lo convierte en un depredador fuerte pero a la vez ágil: a pesar de su peso es un hábil escalador.

León

El león es el félido salvaje más famoso. Muy difundida, especialmente en África,

Tiene un pelaje homogéneo y en el macho es claramente visible la famosa melena. Alcanza un peso entre 200 y 250 kg. Aunque no ocurre a menudo, son capaces de subir.
Su actividad favorita sigue siendo dormir: se estima que en promedio un león duerme 20 horas al día y sólo está activo durante las horas más frescas del día.

¿Disfrutaste de estos félidos? Si le interesan los animales salvajes, también puede interesarle: