A todos nos gusta pasar largos días de verano al aire libre con nuestros amigos peludos, pero cuando las temperaturas son demasiado altas el riesgo no es sólo para nosotros los humanos. Para evitar que su mascota sufra demasiado calor o tenga un golpe de calor, asegúrese de seguir estas simples precauciones:

01. Las mascotas pueden deshidratarse rápidamente, como nosotros los humanos.

Asegúrate de que tu perro o gato siempre tenga agua limpia y fresca para beber durante el día. Encuentra un lugar a la sombra o crea un refugio para tu mascota si la mantienes en el jardín durante muchas horas al día. Recuerda evitar las horas más calurosas para llevar a tu mascota a pasear y a jugar al aire libre.

02. Conozca los síntomas de la insolación en los animales domésticos

Los golpes de calor también son frecuentes en perros y gatos. Los síntomas más comunes incluyen ansiedad, dificultad para respirar, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, desmayos, debilidad. Los síntomas también pueden incluir convulsiones, diarrea y vómitos si su temperatura corporal está muy por encima del límite.

03. Presta especial atención al calor si tienes un animal con el hocico «aplastado»…

Los braquicéfalos como el carlino o el gato persa, de hecho, son más susceptibles a los golpes de calor debido a la conformación del hocico. Estas mascotas, junto con los animales más viejos, los que tienen sobrepeso y los que padecen enfermedades cardíacas o pulmonares, deben mantenerse siempre a temperaturas más bajas.

04. Nunca dejes a tu amigo de cuatro patas en el coche.

Sí, no hace falta decirlo, pero repetirlo siempre es bueno. Dejar a tu mascota en el coche también puede tener consecuencias fatales. ¡Si ves una mascota encerrada en un coche, llama a las autoridades!

Recomendado:  Regalos temáticos de animales para estas navidades

05. Cepillar los perros y gatos más a menudo

Para evitar el calor, cepillar a su mascota con más frecuencia puede prevenir los problemas causados por las temperaturas demasiado altas. También asegúrate de que cualquier protector solar o de insectos que uses en tu amigo de cuatro patas sea específico para su uso en animales.

06. Cuidado con el asfalto y la arena

Cuando la temperatura es muy alta, no deje que su perro camine sobre el asfalto o la arena. De hecho, especialmente durante las horas más calurosas, el asfalto se convierte en una verdadera placa caliente. Este calor podría quemar las patas de tu amigo de cuatro patas. Intenta no cargarlo durante estas horas y asegúrate de que no sufra demasiado por el calor del suelo.

07. Insecticida de jardín

Los insecticidas de jardín y los productos que también se utilizan para el control de plagas, si se ingieren, pueden ser perjudiciales para los gatos y los perros, así que trate de proteger a su mascota de cualquier contacto con estas sustancias. Las velas de limoncillo, los productos de antorchas para exteriores y los productos repelentes de mosquitos también son tóxicos para las mascotas. Si sospecha que su amigo de cuatro patas ha ingerido algo similar, llame a su veterinario inmediatamente.

08. Ruidos y fuegos artificiales

En verano siempre hay fuegos artificiales, es una de las cosas buenas de esta temporada. Muchas mascotas, sin embargo, temen estos ruidos y pueden asustarse y desorientarse. Así que es mejor mantener a tus amigos peludos a salvo de estos ruidos. Busque una zona tranquila y protegida si está fuera con su perro. ¡Si estás en casa, cierra las ventanas y puertas para que ningún perro o gato pueda escapar del miedo!

Recomendado:  ¿Cuánta agua beben los conejos al día?

Estas son pequeñas cosas para tener en cuenta durante el verano. Muchas veces subestimamos incluso para nosotros mismos las normas generales de seguridad para las temperaturas de verano. Pero no subestime que su mascota no puede hablar y explicar los problemas con los que se puede encontrar, así que depende de usted actuar con anticipación y mantenerlo a salvo.