Muchos dueños de mascotas han envenenado inadvertidamente a su compañero en un momento u otro tratando de complacerlos.

Varios restos de comida, un trozo de pastel o queso pueden volverse peligrosos rápidamente si su mascota se los come.
Por lo tanto, se necesita con urgencia. conocer la lista de alimentos tóxicos ya sea que tenga un perro o un gato, una gallina o un roedor para protegerlos de accidentes desafortunados.

Alimentos peligrosos para los animales

El chocolate negro y la leche con chocolate son verdaderos venenos para el animal. Es probable que el olor a cacao atraiga a perros o gatos, pero su componente principal, la teobromina, actúa sobre sus cuerpos, provocando problemas cardíacos, diarrea, vómitos y deshidratación severa. Si se consume en exceso o diariamente, el chocolate daña la salud de tu mascota conduciendo a una muerte segura.

La bebidas alcohólicas y dulces contienen etanol, que presenta riesgos reales si el animal lo consume en dosis elevadas. El Etanol también está en la Fermentación de frutas como una manzana podrida o la Masa de pan puede causar los mismos efectos nocivos. No se recomienda en absoluto dejar que su mascota ingiera alcohol o incluso remojarlo en la piel. Es solo para consumo humano. Provoca trastornos del sistema nervioso, trastornos del equilibrio, problemas respiratorios, somnolencia y parálisis de las extremidades.

El Café y te son tan tóxicos como el chocolate y, por tanto, producen efectos negativos similares. Dependiendo de la dosis de Cafeína o teína el cuerpo del animal no está diseñado para resistir la sustancia que es devastadora para sus sistemas digestivo y cardíaco.

Patatas, crudas o germinadas

Cebolla, chalota, ajo, puerro

Algunas verduras mejoran nuestros platos todos los días, pero son destructivos para el organismo de un animal. De hecho, su componente destruye los glóbulos rojos, que son los encargados de suministrar oxígeno al organismo. Luego sigue un gran cansancio general, problemas digestivos y respiratorios, incluso la muerte del animal.

Uvas blancas, tintas o pasas: son muy tóxicos incluso en pequeñas cantidades. Luego ocurren alteraciones digestivas, seguidas de insuficiencia renal, que puede provocar la muerte fatal del animal.

Un corazón de semillas de aguacate, uva o manzana: cuando se trituran, son verdaderas toxinas para los animales. Pueden provocar problemas digestivos u obstrucción intestinal.

Lactosa, leche de vaca y leche de cabra: pertenecen a los alimentos grasos contenidos en el yogur, el queso, la nata o el helado. Como causa de intolerancia alimentaria en los animales, pueden sufrir diarreas graves o vómitos agudos.

Alimentos agrios o fermentados: Hay una necesidad urgente de acudir al veterinario porque el estómago del animal, víctima de enfermedades digestivas y respiratorias, no puede digerir estos alimentos crudos que contienen etanol.

Nueces crudas o cocidas: Puede envenenar al animal con fiebre o vómitos.

El hueso para roer crudo es muy popular entre los perros, especialmente los huesos de ternera o tuétano. Sin embargo, cabe señalar que los Huesos de aves de corral (Pollo, pavo), Huesos de pato o conejo son peligrosos porque se rompen fácilmente debajo de los colmillos y corren el riesgo de ser tragados enteros. Luego pueden perforar el estómago, el esófago u otro órgano.

Presente en muchos alimentos industriales, La Sal o azúcar definitivamente debe evitarse en el plato de su mascota. Si sigue la dieta BARF, asegúrese de elegir carne de buena calidad, pescado fresco o alimentos enlatados bajos en sal sin conservantes ni aditivos químicos.

Recomendado:  ¿Quieres darle una pelota de tenis a tu perro? No es una buena idea

¿Qué pasa si mi mascota fue envenenada?

Si su mascota ha ingerido alimentos venenosos, debe comunicarse con su veterinario de inmediato, si es posible con los Servicios de emergencia de la clínica veterinaria. El reflejo que puede tener cualquier buen dueño es hacer vomitar a su mascota. Sin embargo, esta es una muy mala idea e incluso podría tener el efecto contrario y empeorar la situación. Además, no intente tratarlo con medicina humana.

También es importante comunicar la mayor parte de la información posible en el teléfono lo que ha ingerido tu mascota, es decir, el tipo de pienso, la cantidad, el tiempo de consumo, el peso y edad del animal, los problemas de salud existentes.

Los síntomas de un animal borracho son fáciles de detectar:

  • Malestar digestivo: salivación excesiva, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago;
  • Dificultades respiratorias: Tos, dificultad para respirar, dificultad para respirar, lengua azul, secreción nasal
  • Desórdenes neurológicos: Anemia, pérdida del equilibrio, hiperactividad, convulsiones y temblores, convulsiones, trastornos musculoesqueléticos;
  • Pérdida de sangre: Sangrado en las heces o vómitos.

La prevención es la mejor opción para reducir en gran medida el riesgo de ingerir alimentos tóxicos. Los productos domésticos tóxicos mortales generalmente se mantienen fuera del alcance de los niños, se almacenan en un lugar alto, son inaccesibles o se guardan bajo llave en un armario. Solo evite el envenenamiento en animales. Esconda frutas, verduras u otros alimentos peligrosos en el refrigerador y no los deje en la mesa o el mostrador de la cocina. Los animales son inteligentes y pueden encontrar fácilmente la comida que quieren, sin importar cuán tóxica sea.

Recomendado:  Cuidar de su nuevo cachorro: descubra 6 consejos útiles para cuidar de su nuevo perro

En conclusión, mantenga los caramelos o el chocolate alejados, cuidadosamente guardados en alacenas, preferiblemente bien cerrados y en lugares que su mascota no pueda acceder. El azúcar puede atraer a cualquier animal que no distinguirá entre lo bueno y lo malo para él. Además, algunas plantas como el lirio de los valles, la adelfa, el aloe o el brezo debe saber que son venenosas para animales. En este caso, lo mejor es no plantarlo en tu jardín para estar tranquilo y en calma.