Inflamación de las encías es un síntoma muy común en la mayoría de los carnívoros. Esta es una enfermedad dental relacionada a la Higiene oral, representan numerosas consultas con un veterinario. Las consecuencias a veces pueden ser perjudiciales para el perro, es por tanto necesario que Trate la gingivitis lo antes posible reconociendo los signos característicos de la inflamación.

Causas de la gingivitis en perros

Inflamación de las encías en perros es principalmente causado por Formación de sarro y placa. Esto significa ni más ni menos una mala higiene bucal que produce formación de bacterias, estreptococos y Actinomyces. De hecho, se trata de bacterias presentes en la saliva del perro y que provocan la formación de una película naranja en los dientes del animal. Sin cepillar, esta película se vuelve cada vez más espesa y favorece la formación de placas compuestas por polisacáridos y glicoproteínas. No son ni más ni menos que gérmenes bacterianos que segregan toxinas que producen Irritación de las encías del perro y con ella gingivitis.

A medida que la placa dental atraviesa el proceso de mineralización, la acumulación de sarro se acumula en los dientes y también conduce a un proceso inflamatorio en el área de las encías del perro. Para evitar este problema, es importante elegir una dieta saludable para tu mascota, especialmente si es pequeña. En efecto, los Perros pequeños están más expuestos que otros a una exacerbación que puede conducir a la formación de estomatitis ulcerosa e insuficiencia renal aguda.

Si la enfermedad de las encías de un perro no se trata de manera oportuna, puede causar complicaciones a la salud de la mascota, por lo que es mejor tratar el problema temprano mediante una cuidadosa higiene bucal de su mascota.

Recomendado:  Chihuahua, el perro de las estrellas de Hollywood

Los síntomas de la gingivitis.

Desafortunadamente, los síntomas no siempre son visibles a simple vista cuando ocurren, por lo que es importante que Compruebe el estado de la boca del perro con regularidad. para comprobar que no existen anomalías y sobre todo cambios en la cavidad bucal.

Si el animal tiene gingivitis, el primer signo obvio es una Hinchazón de las encías que también se van poniendo más rojas.  Incluso si el perro no se expresa, seguirá sintiendo dolor, lo que puede explicar por qué el animal se niega a comer.

Si la gingivitis no se trata rápidamente, es posible que tenga la formación de Absceso dental con sangre y pus. Las encías enfermas en los perros son un muy buen caldo de cultivo para las bacterias, lo que explica por qué mal aliento del animal, sino también Cambios de comportamiento.

Si nota que su perro está más triste de lo habitual, agresivo, saliva en exceso, se rasca la mandíbula, se niega a alimentarse y comienza a mudar, es probable que su mascota sufra tristemente de una infección bacteriana y gingivitis.

Estos son signos de una emergencia bucal que debe abordarse rápidamente o los dientes de su mascota se pudrirán, así como la propagación bacteriana que puede extenderse por todo el cuerpo.

Remedios para la gingivitis en perros

Reconocer los primeros síntomas de la gingivitis es fundamental la salud de tu mascota. Cuanto antes se detecte la gingivitis, menor será el riesgo de complicaciones. Es recomendable llevar al perro directamente al veterinario para que pueda realizar un examen mucho más minucioso de la cavidad bucal.

Recomendado:  Comprenda todo sobre el sueño de los perros

Dependiendo de la gravedad de la gingivitis, puede provocar tratamiento con antibióticos para permitir la eliminación de todas las bacterias responsables. También puedes recurrir a soluciones de tratamiento higiénico como Cepillado de los dientes de forma regular con pasta dental para perros o Productos antiplaca que también funcionan con gran eficacia. También puedes darle  palitos para los dientes y alimentos saludables para reducir la producción de calcio.

Estos son pasos simples que puede seguir ahora mismo para mantener saludable a su mascota.

Si bien las complicaciones pueden ser graves, el tratamiento de higiene suele ser muy sencillo y previene la gingivitis en su mascota. Mediante el uso de productos y accesorios adecuados para masticar, como palitos de masticar o croquetas adecuadas, puede reducir en gran medida el riesgo de inflamación de las encías en su perro.