Si las tortugas tienen una esperanza de vida relativamente larga, a√ļn pueden contraer enfermedades m√°s o menos graves durante su existencia. Estos a menudo se deben a malas condiciones de reproducci√≥n, nutrici√≥n inadecuada o una atm√≥sfera que promueve el estr√©s o la ansiedad. Estilo de vida sedentario, let√°rgico, p√©rdida de apetito, p√©rdida de peso fuera de la hibernaci√≥n, dificultad para respirar que conduce a sibilancias, sibilancias o estornudos, problemas intestinales y diarrea, ojos hinchados, ojos llorosos, manchas en la balanza, ablandamiento o deformaci√≥n de la piel son todos banderas rojas para un estado de mentira subyacente.
¬ŅCu√°les son las enfermedades m√°s comunes en este reptil? Consulta nuestra gu√≠a para conocer y reconocer las principales enfermedades que pueden afectar la salud de este delicado y fr√°gil animal.

Abscesos

Com√ļn en las tortugas, pueden desarrollarse en las patas, la cola y el cuello. No muy dolorosas, contienen pus espeso que necesita ser operado.

Septicemia

Esta infección generalizada ataca la sangre. Provoca la aparición de manchas rojas en las extremidades y plastrón. Por tanto, es necesario un tratamiento farmacológico con antibióticos.

Estomatitis

Esta infección viral o bacteriana de la cavidad bucal afecta a muchos reptiles. Se manifiesta en hiper-salivación y lesiones linguales. La tortuga tiene dificultad para alimentarse y está muy débil.

Dermatosis

Las patolog√≠as dermatol√≥gicas de la tortuga generalmente se deben a la falta de higiene y luz a nivel de su h√°bitat. Pueden ser f√ļngicas (micosis), infecciosas, parasitarias o traum√°ticas (mordeduras, heridas). Adem√°s, si su mascota se desarrolla en un ambiente demasiado h√ļmedo, puede desarrollar dermatitis por humedad, que puede provocar infecciones y p√©rdida de caspa.

Distocia o retención de huevos

El estr√©s, la desnutrici√≥n, el medio ambiente o incluso la anatom√≠a del animal pueden explicar esta patolog√≠a. El tratamiento farmacol√≥gico o quir√ļrgico puede aliviar a la tortuga.

Recomendado:  Reproducci√≥n de las serpientes

Fracturas de caparazón

Pueden ser leves o muy graves. Solo un veterinario puede evaluar la gravedad de las lesiones y ofrecer el tratamiento adecuado.

Enfermedades de los ojos

La tortuga puede ser propensa a diversas enfermedades oculares como conjuntivitis, queratitis, inflamación de la córnea o incluso hipopión, lo que provoca la presencia de pus en el ojo. Un examen físico es obligatorio para tratar a la tortuga de manera efectiva.

Osteofibrosis

Debido a la falta de calcio y vitamina D, esta grave enfermedad conduce al ablandamiento del caparazón, dificultad para moverse, crecimiento del pico y crecimiento anormal de las garras. El animal afectado debe tratarse rápidamente.

Infección en el oído

Muy com√ļn en las tortugas, es el resultado de una mala higiene, una nutrici√≥n inadecuada y una falta de vitamina A.

Enfermedades parasitarias

El parasitismo interno es causado por la presencia de gusanos y protozoos. Debe tratarse con la ayuda de antihelm√≠nticos adecuados. Las garrapatas y la miasis son las dos familias principales de par√°sitos externos. Si bien las garrapatas se pueden eliminar con f√≥rceps, la miasis debe tratarse quir√ļrgicamente ya que excavan heridas profundas e infectan tejidos.

Problemas respiratorios

Tambi√©n conocidas como enfermedades pulmonares, a menudo son de origen bacteriano y causan dificultades respiratorias. Luego, la tortuga mantiene la boca entreabierta para alimentarse de ox√≠geno. Si se trata de una infecci√≥n, hay secreci√≥n nasal, dificultad para respirar y p√©rdida del apetito. Puede ser rinitis, que es muy com√ļn en las tortugas. La situaci√≥n se vuelve preocupante cuando la enfermedad se convierte en neumon√≠a, que es particularmente peligrosa para un reptil. Por tanto, se debe consultar urgentemente a un veterinario.

Recomendado:  Como alimentar a un gecko leopardo?

Prolapso de Colon

Esta enfermedad severa y dolorosa se asocia con obstrucción intestinal y corresponde al descenso del intestino grueso. Las intervenciones veterinarias son obligatorias y urgentes.

Para protegerse de estas dolencias a menudo clásicas pero a veces graves, es importante observar a su tortuga con regularidad y ofrecerle un hábitat saludable y un cuidado diario y adecuado. La tortuga es un animal extraordinario pero frágil que necesita mucha atención.
Si tiene problemas o cambios de comportamiento, llame a un veterinario.