Los geckos son reptiles dinosaurios que viven en la mayoría de ambientes: tropical, ecuatorial, forestal, desértico, etc. Lagartos insectívoros con ojos saltones y dedos con tiras adhesivas que les permiten adherirse a cualquier superficie. Maduros sexualmente a partir de un año, se reproducen con mucha facilidad en cautividad.

¿Cómo se puede determinar el sexo del gecko?

Diferenciar los sexos no es tan difícil como lo es con algunas especies animales. El gecko macho generalmente tiene una forma más masiva que su compañero. En particular, se observa una mayor anchura a nivel del cuello. Su cabeza también es más grande que la de la hembra.

En el lado ventral del macho, sobre la cloaca, hay una serie de pequeños agujeros (o puntos) que dibujan una flecha. Estos agujeros (o manchas) se denominan poros preanales. El macho también tiene dos pequeñas protuberancias en la base de la cola que protegen el hemipeno. Forman los órganos reproductores. A la edad de 3 meses, es mucho más fácil distinguir entre un gecko macho y una hembra.

¿A que edad se reproducen los geckos?

Para una reproducción normal, es importante que los geckos se encuentren en excelente estado de salud y hayan alcanzado el peso mínimo requerido. También deben ser reptiles adultos. Los reptiles más jóvenes pueden reproducirse, pero están expuestos a diversos problemas, como el prolapso hemipenal. Para evitar esto, debe esperar hasta que los adultos tengan al menos un año.

En el caso de las lagartijas hembras, su peso debe superar necesariamente los 60 gramos. Debes tener dos años para aparear. Estas mujeres están perfectamente entrenadas en la edad adulta y pueden soportar más fácilmente la dolorosa fase del desove. De lo contrario, existe el riesgo de que se reduzca la duración. Tampoco podrán arrojar algunos de sus huevos. Por tanto, hablaremos de retención de huevos.

Recomendado:  Reproducción de las serpientes

¿Cómo se produce el apareamiento?

La temporada de apareamiento comienza alrededor de febrero y marzo. Los geckos machos adoptan una serie de comportamientos típicos, un preludio del apareamiento. Empiezan a mover la cola y luego la golpean contra el suelo. Sigue una persecución en la que los perseguidores, los geckos machos, intentan alcanzar a la hembra. Así que tratan de evitar que se muevan y se muerdan el cuello. Una vez que la hembra está inmovilizada, el gecko macho puede comenzar a copular.

A diferencia de otros animales, el apareamiento se realiza rápidamente, ¡no más de 120 segundos! Después del apareamiento, los dos reptiles cuidan cuidadosamente su sistema reproductivo. El dueño del reptil debe tomar una serie de precauciones durante este tiempo. Tiene que poner una caja de desove en el terrario. La incubadora es otra herramienta importante durante el período posterior al apareamiento.

El desove: ¡El momento de la verdad!

La época de desove es sin duda uno de los momentos más gratificantes para el criador. Ocurre de tres a cinco semanas después del apareamiento. Es fácil ver a una lagartija hembra preparándose para poner huevos. En la parte inferior del tronco se aprecian dos masas blancas cuyo tamaño va aumentando paulatinamente. Otra pista se refiere a los hábitos alimenticios del reptil. Este último se vuelve insaciable por un tiempo y luego deja de comer. Este desprecio por la comida ocurre gradualmente y se intensifica a medida que se acerca el desove. Se deben cumplir algunas condiciones durante este tiempo e incluso antes para que todo salga bien. De hecho, la hembra de reptil busca más calor en las semanas previas al desove. Por tanto, la lámpara UVB desempeñará un papel fundamental en esta fase.

Recomendado:  Tortuga de Horsfield: ¡Conócelo todo!

La caja de desove ya preparada se usa para recolectar los huevos. Debe contener vermiculita húmeda. El reptil empuja los huevos hacia adentro y luego los cubre con el material que tiene a mano. Se debe tener cuidado de que los huevos nunca se vuelvan en el terrario. De hecho, esto puede provocar la muerte de los embriones. Debes saber que su desarrollo es diferente al de los embriones de pollo. Durante la temporada de desove, la hembra del gecko debe alimentarse con regularidad. Se puede agregar calcio a sus comidas para ayudar a mantener su fuerza. Por lo general, un gecko tiene una serie de seis engendros. Un período de aproximadamente 3 semanas separa cada nidada.

Incubación: una fase crucial

En los últimos días, la gecko hembra eventualmente pondrá varios huevos. Deben trasladarse rápidamente a un lugar seguro. Y uno de los lugares más adecuados, sin duda, es la incubadora artificial. Antes de sacar los huevos de la caja de desove, debes esperar a que el dueño de la habitación abandone el lugar. Otra precaución implica manipular estos huevos. Como se mencionó anteriormente, debe evitar torcerlos. Debido a su gran fragilidad, deben manejarse con el máximo cuidado. También debes evitar colocar los huevos en un lugar demasiado húmedo. Corre el riesgo de quedar cubierto de moho y ver que su desarrollo se ralentiza.

La incubadora debe contener una caja de vermiculita unida a un sistema de calefacción. Este sistema de calefacción se utiliza para mantener una temperatura razonable. Con un termómetro, sin duda, puede determinar la temperatura interna predominante. Con una buena regulación de la temperatura, es posible lograr el sexo que desee. Por lo tanto, para recibir solo hombres, es necesario que la temperatura fluctúe entre 31 y 32 grados. Para tener tantos hombres como mujeres, la temperatura ideal es de 29 grados. Se recomienda una temperatura de 27 grados para las geckos hembras.
Bebé gecko
Los pequeños geckos tardan más de una hora en liberarse de sus caparazones. Algunos pueden sentirse tentados a ayudar. Esto no es necesario ya que los más pequeños pueden hacerlo ellos mismos. Miden aproximadamente tres pulgadas al nacer.